Tomar deuda es "la más fácil"

. Entrevista

andres Asiain

Entrevista completa a Andrés Asiain, economista y Director del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz, realizada por Raúl Vargas para el Programa Enfoque Universitario el 27 de marzo de 2018.

Raúl Vargas: tenemos una serie de dudas sobre las economías regionales. Estamos en una situación muy compleja, en un cierre de agroindustrias como las empresas azucareras y eso nos preocupa mucho porque son miles de puestos de trabajo que no se pueden reponer y pueden tener un impacto tremendo en la región de generación de pobreza. ¿Cómo se plantea esto justamente un país que aparentemente va hacia el campo y no a la industria?

Andrés Asiain: sí, en el Centro Scalabrini Ortiz trabajamos con muchísimos Sindicatos Rurales que están en la Corriente Federal y estamos enterados de la situación de varios ingenios tanto en Salta como Tucumán y Jujuy, que están atravesando una situación crítica y descargando el costo de esta situación sobre los zafreros (los productores de caña) y me parece que se explica por lo que entiende por “el campo” un gobierno de porteños ¿no? Para los porteños “el campo” es la pampa, y esto es: soja, maíz, trigo, algunas vacas y dejá de contar. Entonces, cuando nos hablaban del “supermercado del mundo”, de agregar valor a las materias primas, etc. etc., en realidad nos estaban chamuyando porque implementaron una política que hace muy difícil agregarle valor a las materias primas. Cuando vos encarecés el gasoil, cuando vos encarecés la energía, cuando vos encarecés las materias primas básicas, es muy difícil que prospere la industria que agrega valor a esa materia prima porque pierden la ventaja que tienen de vivir en un país que tiene extensas tierras y capacidad de producir materias primas que sería conseguirlas baratas. Entonces, las paga lo mismo que cualquier importador europeo o asiático y lo que termina pasando es que los países del mundo nos compran las materias primas brutas y le agregan valor ellos porque las pagan al mismo precio que cualquier productor local que quiere agregarles valor. Esto pone en crisis las industrias regionales, salvo a los grandes comodities pampeanos que hoy tienen la desgracia de que les toca una sequía.

RV: hablando justamente de la sequía, esto implica una gran cantidad de dólares que no van a ingresar. Algo así como tres mil quinientos millones de dólares. No sé si es un número importante que puede cambiar algunas variables que hacen a la oferta y la demanda de dólares…

AA: y sí, es un número ¿no? Lo que tiene es que no se va a sentir el impacto porque lo que el gobierno tiene hoy para conseguir dólares es la colocación de crédito. Fijate que en enero, solo, colocaron 9 mil, 9 mil quinientos millones de dólares, entonces, sólo en una colocación en enero, en un mes, colocaron más del doble de lo que se perdería en la cosecha en un año. De deuda neta ¿eh?, por sobre los pagos, de plus. En lo que va del Gobierno de Macri colocaron deuda no sólo para pagar la deuda que había, sino que colocaron más de 80 mil millones de dólares más, de deuda nueva, y esta es la fuente de dólares, hiper-peligrosa porque están tomando crédito sin perspectiva de repago, pero, mientras tanto, mientras dure, digamos, la jodita de tomar deuda, el impacto que puede tener el problema de la cosecha no se va a sentir … tanto, pero es ¿cómo te podría decir?: una piedra más para subirse al lomo porque lo van a cubrir y reemplazar con toma de crédito.

RV: justamente, esta “jodita”… ¿Hasta cuándo nos van a seguir prestando?

AA: bueno, Argentina lo que tiene es que este gobierno habrá sido el único, por ahí el de Aramburu, deben ser los únicos dos gobiernos en la historia que recibieron un país casi sin deuda, entonces, lo que se han propuesto, básicamente es revertir esto, comenzando una loca carrera por la colocación de deuda. Hay funcionarios que intentan dibujar los números de la deuda diciendo que bajó la relación deuda-PBI, hace poquito había salido Luciano Kohan, con todos unos índices diciendo que habían mejorado los indicadores de deuda, pero era todo un dibujo porque habían cambiado el dato del PBI del 2015 y habían agregado al Gobierno anterior la deuda a los Fondos Buitres que colocó Macri y mediante este dibujo, habían tratado de mostrar los indicadores como que habían disminuido la deuda, pero cuando se hacen las cuentas, todos los indicadores dan aumentos importantes, incluso si la medís de la forma más reducida, pasó del 14% del PBI en el 2015 al 25% en 2017 y ahora ya andaremos más arañando el 30%. No hay números fijos sobre esta relación deuda-PBI, cuánto tiene que ser, mucho menos medida así, porque en realidad las Consultoras Internacionales lo que hacen es medir directamente la deuda bruta, incluso mezclan los pesos y los dólares que te da una perspectiva mucho peor, pero lo que sí te digo es que esto no es magia: esa idea de que se puede vivir ilimitadamente tomado créditos y repagando los créditos, los intereses. Incrementar cada año la relación deuda-producto, deuda-reservas, etc. de la economía es una fantasía. O sea: llega un punto que te van a exigir la devolución. El Gobierno está en una loca carrera por estirar esto eternamente, en su ficción, y para eso lo que hace es rosquear con algunos funcionarios que tienen amigos porque estudiaron afuera, amigos que trabajan en financieras, calificadoras y Bancos Internacionales, porque se desempeñaron incluso en esos Bancos, para que le mejoren la calificación, para tratar de colarse ahora en los CBC y otras cuestiones que permitirían que Argentina acceda a mayores flujos de deuda, o sea que la idea es intentar, cada vez, acceder a mayor endeudamiento para postergar indefinidamente el momento que te pasen la factura, pero es una carrera desquiciada y como proyecto de país es una locura, o sea: un grupo de estafadores que les puede ir bien un rato, cameleando y tomando deuda y pagando deuda con deuda hasta que un día se toman el palo y nos dejan a todos pagando… como proyecto económico de país es una vergüenza.

RV: esto ya se ha vivido… la estatización de la deuda producto de la dictadura, la tomada por Cavallo, en la década del 90, con De La Rúa… lo que desembocó en la crisis del 2001. ¿Esto es una cuestión ideológica, un modelo, o es que no le encontraron la vuelta a lograr inversiones?

AA: mirá, yo te lo voy a decir. Se conjugan dos cuestiones: una, es que es la más fácil. Macri asume y ¿cuál era el mayor problema económico que le había dejado el Gobierno de Cristina?: faltaban dólares, por eso el cepo, las restricciones, la mar en coche, las trabas para la expansión de la economía, estar atajando penales por las corridas bancarias. Entonces, esa situación que estaba intentando resolver mediante negociaciones con el sector petrolero y otras cuestiones, ¿cuál es la más fácil?: Macri asumió y dijo “le pagamos a los Fondos Buitre, empezamos a colocar deuda y conseguimos los dólares”. Es la más fácil. Entonces, todos los que se quejaban “que ahora no me puedo ir de vacaciones” dicen “Oh, qué bueno. Mirá, tenemos dólares”. Mostrás el Banco Central y decís a todos “tranquilos”, “inviertan en este país”, “miren todos los dólares que tenemos” y es como que tenías un negocio al que le iba mal y empezás a conseguir que te empiecen a prestar plata, al negocio le va cada vez peor pero a los empleados y proveedores le decís “no, tranquilos, miren toda la plata que tenemos, no se preocupen le vamos a pagar los sueldos y lo que no les mostrás es cómo están creciendo tus deudas. Bueno: estamos en una situación similar: es la más fácil. Y después, yo creo, que aparte, es también un objetivo porque históricamente los sectores dominantes locales en alianza con sectores internacionales han buscado una Argentina dependiente, sin autonomía, como una forma de garantizar el status quo, entonces, para ellos, que el día de mañana un gobierno asuma, no como éste con una Argentina desendeudada, sino con una Argentina endeudada hasta la coronilla, es una garantía de que ese gobierno no va a tener poder real, y sea del signo político que sea no importe, porque la política económica se la van a dictar el FMI y los Acreedores Internacionales y como esa política económica que dictan el FMI y los Acreedores Internacionales es funcional a ciertos grupos de interés local, hay esa alianza y esa conjunción y ese interés en una Argentina dependiente a manos de Acreedores Extranjeros ¿no?. Parece que se conjugan las dos cosas: en el corto plazo, que es la más fácil y en el mediano plazo te garantizás que, si el día de mañana tu proyecto político (como había dicho hace poco Marcos Peña) pierde a manos del peronismo, ese peronismo que gane termina haciendo la misma política que ellos porque no tiene poder real y el que maneja el país, en realidad es un acreedor extranjero.

RV: bueno, Asain… por Salta?

AA: me estoy tomando un descanso pero pronto voy a empezar a viajar de nuevo y me encanta Salta. Debo haber ido como 10 veces y me encantaría volver.

RV: muchas gracias y esperamos tenerte por la radio para seguir conversando.

AA: así será. Hasta pronto

seuUnsa LogoFarco LogoAruna Logo

Tel SaludNoticias U